Creatividad, Movilidad, Inteligencia Emocional y Conciencia Social “Líderes 3.0”

Estamos en la era de la tecnología, de la convivencia generacional y cultural, de los cambios constantes y de nuevas formas de generar resultados dentro de las organizaciones y con ello el objetivo más ambicioso es crecer y expandirnos.

Con estos cambios también nos hemos visto en la necesidad de incorporar los avances tecnológicos en nuestra vida provocando nuevos hábitos, en especial, en nuestra forma de interactuar y comunicarnos con los demás.

Esta transformación también se puede observar en el ámbito laboral. Las empresas están en continua evolución y necesitan líderes con conocimientos tecnológicos, capaces de adaptarse a las nuevas necesidades que demanda el mercado.

Los tradicionales modelos de liderazgo no se ajustan a las características actuales, ni cubren las necesidades de las nuevas empresas. Las organizaciones necesitan líderes con las habilidades necesarias para transformar a su empresa, al tiempo que sean capaces de moverse con soltura en la era 3.0.

En perspectiva el líder 3.0 es esa persona que no va necesariamente al frente de la manada. Sino que va hasta el final para cuidar que el más débil NO se rezague. Y que tiene toda la confianza que en la punta haya alguien de toda su confianza incluso para dejar al grupo en cualquier momento. Lo que implica cero dependencias.

El liderazgo ha evolucionado mucho en las últimas décadas, ha pasado de un modelo centralizado en el que la toma de decisiones recaía en una única persona, a un modelo con una apertura cada vez mayor en el que la toma de decisiones depende de un gran equipo o consejo.

Esta evolución no es un hecho casual, las herramientas tecnológicas e Internet, han promovido un cambio sustancial en la manera de entender la dirección de las empresas. El modelo tradicional autoritario se ha visto frenado por un modelo en el que prima la participación y el intercambio de ideas.

El nuevo líder debe estar al tanto de las grandes oportunidades que ofrecen las nuevas tecnologías como la posibilidad de compartir a tiempo real y a través de cualquier dispositivo, todo tipo de documento para que éste pueda ser analizado o trabajado por su equipo.

También es importante que los líderes sean capaces de aprender sobre la marcha hasta dominar todas las competencias en las que operan.

Y que en el trato directo con los miembros de su equipo dominen las emociones propias y las ajenas para propiciar la buena actuación en cada situación.

Algunas de las competencias y habilidades que se ven manifiestas en este tipo de líderes son las siguientes:

  • Movilidad y dinamismo.
  • Capacidad para poder trabajar en espacios compartidos.
  • Capacidad de Autogestión.
  • Horario flexible y disponibilidad para el trabajo a distancia.
  • Motivación continua con su equipo de trabajo.
  • Proveen salario espiritual.
  • Forman nuevos líderes.
  • Conciencia social.
  • Autonomía e innovación.
  • Trabajo colaborativo.
  • Aprendizaje autónomo.
  • Inteligencia Emocional.

“Los líderes no crean seguidores, crean más líderes”. Tom Peters.

Podemos entonces llamar a este tipo de liderazgo como creativo, basado en la pasión por crear un futuro deseado, a partir de relaciones conscientes e intencionales, donde autenticidad, coraje e integridad son características fundamentales. Es un liderazgo visionario e inspirador que está orientado al alto rendimiento.

Es también un liderazgo compartido, la empresa es en realidad una red social, un conjunto de personas conectadas en torno a un nexo que les une e inspira a cumplir y desarrollar una visión en común. Aunque no vemos las conexiones entre las personas de la organización, éstas existen. No aparecen en los organigramas y sin embargo tienen un impacto definitivo en el desempeño y en la innovación. Dentro de esta red existen personas influyentes (líderes informales) que son claves para el funcionamiento de la organización.

Como lo mencionamos al principio hoy trabajamos con diferentes géneros, edades, orígenes, formaciones, razas, etc., estas son algunas de las dimensiones de la diversidad presente en las empresas. Actualmente la “gestión de la diversidad” está basada en la polarización y es por ello que parte del trabajo de los líderes 3.0 es fomentar el alto rendimiento en las organizaciones desarrollando la competencia intercultural.

Es así que los líderes de hoy son creativos, poseen conciencia social y sobre todo buscan potencializar al máximo las habilidades de cada integrante de su equipo de trabajo. Personas comprometidas con su equipo y su entorno buscando siempre el bien común.

Un verdadero líder irradia seguridad, construye puentes y, de ser necesario, mueve montañas por su equipo. Además, aquellas personas que lo rodean le otorgan autoridad de manera deliberada porque confían en él.

Se trata de visualizar el futuro, preguntar, equivocarse, generar nuevas ideas, guiar e instruir a un equipo, caer y levantarse; siempre transitando por el crecimiento personal transmitiendo su visión y conocimientos.

“El liderazgo no se trata de estar al mando, es cuidar de las personas a tu cargo”. Simón Sinek

En conclusión, un líder 3.0 echa un vistazo al futuro, imagina y crea. Sale diariamente a transformar un mundo mejor y se ocupa de siempre aportar algo positivo a su sociedad.

Un verdadero líder es una mente revolucionaria en busca de esperanza.

social position

Share this post