Productividad y Satisfacción Laboral = Gamificación

Las empresas hoy tienen un reto muy importante y es el poder contar con talento que impulse el logro de los objetivos de la misma, garantizando una alta productividad, eficiencia y calidad tanto en los productos como en la atención al cliente, buscan colaboradores eficaces que sean innovadores y sobre todo que ayuden a generar una empresa rentable con indicadores de desempeño positivos a largo plazo.

Para lograrlo las empresas también deben mantenerse a la vanguardia y buscar opciones que aporten a los colaboradores técnicas o herramientas innovadoras que los lleven a disfrutar su trabajo, que los mantengan felices y satisfechos con el hecho de trabajar para la empresa sabiendo su aportación y que ésta también se liga con su crecimiento y desarrollo profesional.

Una de las nuevas tendencias que las áreas de Recursos Humanos están integrando para enfrentar estos retos es la GAMIFICACIÓN, que es una técnica de aprendizaje que traslada la mecánica de los juegos al ámbito educativo-profesional (en entornos no lúdicos) con el fin de conseguir mejores resultados, ya sea para absorber mejor algunos conocimientos, mejorar alguna habilidad, o bien recompensar acciones concretas, entre otros muchos objetivos.

Algunos expertos han visto en la gamificación una gran oportunidad para trabajar aspectos como la motivación, el esfuerzo, la fidelización y la cooperación.

La idea de la Gamificación no es crear un juego, sino valernos de los sistemas de puntuación-recompensa-objetivo que normalmente componen a los mismos. El término gamificación (llamado también ludificación) se originó inicialmente en la industria de los medios digitales, aproximadamente en el año 2008.

Esto quiere decir que, actividades que nada tienen que ver con estrategias de recreación y diversión, por ejemplo, la enseñanza (capacitación, desarrollo) o el marketing, introducen elementos y estructuras propios de los juegos, como pueden ser un conjunto de reglas, competencias o premios, para motivar la participación de los colaboradores.

La gamificación nos ayuda en términos de concentración, participación, dedicación y triunfo, aplicando los tres principios básicos de los juegos ya sean de mesa, videojuegos o juegos de cualquier tipo: la mecánica del juego, las dinámicas y los componentes del juego.

La gamificación funciona a través de:

  • Colecciones, puntos, niveles, rankings, progresiones.
  • Tener logros.
  • Niveles, Rankings.
  • Recompensas.
  • Competición.
  • Cooperación.
  • Solidaridad.
  • Logros.
  • Premios.
  • Estatus.
  • Tipos de jugadores (perfiles).
  • Objetivos.
  • Motivación.
  • Resultados.

Los expertos creen en la funcionalidad de la gamificación debido a que se trabaja a través de un Entorno Convincente, forma Equipos de Trabajo exitosos y efectivos debido a que genera Relaciones Positivas y promueve el Sentido de Logro y Pertenencia. La gamificación impulsa la felicidad en las personas haciéndolas más productivas, comprometidas y participativas, nos ayuda a conocer y desarrollar sus talentos, cuando las empresas pasan por un periodo de cambio o requieren implementar alguna herramienta, política, proceso nuevo permite que los colaboradores se adapten de una mejor manera generando cohesión en el equipo, haciendo que los colaboradores implementen mejoras, den soluciones más creativas a los problemas y tomen decisiones más acertadas y puntuales.

Dentro de las áreas de Recursos Humanos donde se puede aplicar la gamificación se encuentran:

  1. Reclutamiento y Selección: a través de actividades lúdicas podemos obtener información más certera del candidato y contratar a los más adecuados a la organización.
  2. Capacitación y Desarrollo: se puede obtener mayor aprendizaje a través de mecánicas, dinámicas y metodologías más divertidas que mantengan la atención, la motivación y el compromiso de los participantes, permitiéndonos identificar las habilidades y competencias de los colaboradores.
  3. Cultura y Comunicación Organizacional: ya que se fomenta el trabajo en equipo, haciéndolos más sólidos y comprometidos con el logro de los objetivos, involucrándolos más en los resultados, permitiéndoles ser más participativos, fomentando un ambiente favorable y satisfactorio. Además de comunicar de una manera más divertida la información relevante de la empresa.

Es así que al implementar la gamificación en nuestras organizaciones debemos tener bien identificadas las siguientes claves:

  • Reglas y metas que sean claras y objetivas.
  • La forma en la que vamos a brindar la retroalimentación para mantener la motivación.
  • Definir la Teoría del Flujo para que no se pierda el interés y se generé la actividad.

Nos queda claro que la implementación de diversas estrategias como lo son el salario emocional y la gamificación nos permitirá contar con empleados más felices y productivos que nos ayuden a crear empresas más exitosas y rentables.

social position

Share this post